LA ORACION A SAN ANTONIO

                  Cuando se extraviaba un animal en el monte, al llegar la noche, que había que suspender la búsqueda, se rezaba la Oración a San Antonio. Formulada ésta con devoción, quedaba garantizada la protección de la res hasta la mañana siguiente, que había que retomar la tarea de búsqueda al amanecer.

                    Una de las variantes que se conocen es la siguiente:

"San Antonio de Padua,
"que en Padua naciste,
"en Padua moriste,
"el cordón ceñiste
"y a tu padre de la muerte libraste.
"Guarda nuestros ganados
"que por el monte andan arrastrados,
"líbralos de los osos y los lobos
"y otros animales bravos,
"en la noche y en el día
"con un Padrenuestro y un Avemaría

                    Se reza un Padrenuestro y un Avemaría para completar la oración.

                    Estamos tratando de obtener la versión exacta que era usual en esta zona.

                    Se observa la confusión entre San Antonio de Padua y San Antonio Abad, que es el verdadero Patrón de los animales, y que se venera en El Collau de Andrín, en cuya capilla figura la imagen de San Antonio Abad ( San Antón) con el cerdito a sus pies.